Post cartografías en el Centro de las Artes.

 

imageinvitacion1

 

Universos fragmentados

 

Obra de José Luis Díaz.

Lo esencial es invisible a los ojos.

Antoine de Saint-Exupéry.

Contrario a la fragilidad que aparenta, el trabajo de José Luis Díaz (Santa Bárbara, Chihuahua, 1974) es un sólido proyecto que desde hace años el artista viene desarrollando de una manera sistemática, ordenada y más aún, casi obsesiva. Lo mismo se vale de un pedazo de papel, una fotografía, un libro antiguo o de la utilización del espacio simbólico para corporizar una serie de ideas que abordan asuntos como la geografía, el sentido de las cosas, las leyes de la física y sobretodo la conducta humana.

Elaborando objetos íntimos que se doblan y se desdoblan únicamente para volverse a contraer, José Luis propone sutilmente un espacio de convergencia momentánea entre la inmovilidad y el desplazamiento exacerbado de cuerpos, objetos e incluso de fronteras. La exposición es un recorrido no sólo por los temas y las soluciones formales a las que ha llegado en este tiempo, sino que, en todo caso, es una invitación abierta a ir mucho más allá de la mera acción contemplativa del objeto artístico.

Al respecto y mediante objetos detalladamente construidos la muestra propone un discurso donde se confunden los límites entre interior y exterior, donde todo puede terminar siendo un contenedor o ser contenido. En tiempos en los que la información y los accesos de tecnología resultan agobiantes, la obra presentada es lo suficientemente elocuente como para circunscribirse a lo primero y casi negar lo segundo. En un ámbito permisivo y complicado, eso es de agradecerse.

Se trata pues, de un ejercicio mediante el cual José Luis Díaz nos hace partícipes de esa vorágine que significa estar atentos a, por ejemplo, el cada vez más inminente “redescubrimiento” del big bang y con ello entender cómo es que estamos aquí, o bien, a la de la necesidad de una profunda introspección personal, la más elemental y al mismo tiempo la más compleja hoy en día.

 

 

Post Cartografías en Universos Fragmentados comisariada por quien esto escribe, es la primera exposición de José Luis Díaz y se entiende como un ejercicio en el que intervienen por un lado sus constantes creativas y por otro un trabajo curatorial que cuida que la muestra sea higiénicamente estética, legible y bien presentada. Para tal efecto se diseñó una museografía amplia y casi aséptica en la que en el espacio abierto solo es posible percibir adecuadamente la obra desde la proximidad, en la visualización íntima.

Se reforzó esto gracias a la modulación de la luz en el total del espacio, muy por debajo de los estándares de luz habitual en los proyectos de arte contemporáneos tan embelezados con la iluminación. La distribución de las piezas es simétrica y de no ser por el acrílico con el texto en sala, no habría razón para darle un inicio y un final específico. El formato más bien pequeño de la expo sólo sirve para manipular ese valor de lectura de la obra contemporánea que aboga por la monumentalidad.

En resúmen, Post Cartografías en Universos Fragmentados es una exposición lúdica, muy atractiva, extraña a ratos y atípica todo el camino. Es una bocanada de aire fresco en un lugar como Monterrey donde luego se termina cayendo en todos los lugares comúnes habidos y por haber. 

Marco  Granados

marzo/abril de 2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: